¿Cuándo y cómo debo notificar un accidente laboral?

Es muy probable que sepas que si tienes un accidente laboral, es tu empresa quien debe responsabilizarse de comunicarlo para que se tomen las acciones pertinentes. Sin embargo, esto es la teoría. ¿Y en la práctica qué ocurre? ¿Sabrías cuál es el procedimiento que hay que seguir? ¿Quién tiene que notificarlo oficialmente? ¿Con qué plazos se juega? ¿Qué tipos de documentos de accidente de trabajo hay que acreditar? Todas estas dudas son las que te desvelamos en este artículo.

¿Quién debe comunicar un accidente laboral?

Antes de nada, definamos qué es un accidente laboral. Técnicamente hablamos de cualquier daño que sufra la salud de un trabajador durante el desempeño de sus funciones laborales. También – y es un matiz importante– se incluyen como accidentes laborales aquellos que se produzcan mientras el empleado se desplaza al cumplimiento de dichas funciones. Teniendo el concepto claro, respondemos a la pregunta del encabezado. La empresa es la responsable de comunicar cualquier accidente de trabajo que se produzca. Para ello debe la compañía debe hacerlo, según la Orden TAS TAS/2926/2002, de 19 de noviembre, mediante el Sistema de Declaración Electrónica de Accidentes de Trabajo.

Plazos y los tipos de documentos que se notifican

No obstante, no todos los accidentes laborales son iguales a efectos legales. Por lo tanto, los plazos que existen pueden variar en función del incidente laboral que haya sufrido el trabajador. Lo mismo sucede con el tipo de documento que hay que presentar para notificar un accidente laboral.

Por un lado, los documentos que intervienen o que pueden presentarse en un accidente de trabajo son:

  • El parte de accidente. Es aquel en el que se recogen los hechos, así como los trabajadores afectados por los mismos y los tiempos de baja médica otorgados.
  • Altas o fallecimientos. El registro de cuándo se ha producido la reincorporación del trabajador a la actividad laboral. En el caso de que el afectado haya fallecido, la fecha de defunción del mismo.
  • Accidentes sin baja médica. Si el incidente no ha causado baja médica también se debe notificar.

En cualquiera de los tres casos el documento debe ser remitido por parte de la empresa a la mutua o gestora con la que se tiene contratado el seguro. No obstante, hay plazos diferentes para cada caso:

  • El parte de accidente se debe remitir en un plazo máximo de cinco días hábiles desde que se produjo o desde la fecha en la que se concedió la baja médica.
  • Las altas o fallecimientos se cumplimentan mensualmente por parte de la mutua, por lo que tienen que recibir y registrarlas en el mes que reciban este tipo de notificaciones.
  • Los incidentes laborales sin baja médica se deben comunicar durante los primeros cinco días hábiles al mes siguiente en el que se comunicó el incidente.

La comunicación urgente de un accidente de trabajo

Aparte, existe una excepción en cuanto a plazos. Es el caso de los accidentes laborales graves, muy graves, mortales o múltiples (con más de cuatro empleados implicados). En estos casos, hablamos de comunicaciones urgentes y en ellas, el empresario, además de su mutua, está obligado a notificarlo a la autoridad laboral pertinente (un órgano de la Administración Pública) en un plazo máximo de 24 horas.

Si aun sigues con dudas, no tienes más que ponerte en contacto con nosotros. En Asesoría Heras gestionamos todo tipo de trámites laborales y estaremos encantados de ayudarte.